Blog

Cambia las creencias que te frenan con este sencillo ejercicio

Publicado por:

Hace poco te recomendaba una serie de libros entre los que estaba el libro “Usted puede sanar su vida” de Louise L. Hay. Me encanta la visión que da la autora sobre las creencias y el enfoque de vida que predica, ya que es muy práctico y aplicable por todo el mundo.

En su libro da grandes consejos y técnicas para trabajar en muchos ámbitos. En este artículo quiero explicar un ejercicio que está incluido en su libro y que me encantó por lo sencillo que es y el gran poder que tiene.

El ejercicio nos ayuda a detectar creencias que nos pueden estar limitando y nos ayuda a cambiarlas y quitarnos peso. Cualquier persona puede hacerlo, no tiene truco, se trata de la reflexión y de indagar un poquito en tus porqués.

Debería… Coge un papel y un bolígrafo y escribe al principio de la hoja “Debería…”. A continuación, escribe 5 o 6 oraciones que completen la frase. Escribe cosas que crees que deberías hacer en tu vida.

Por ejemplo: Debería…

1.Ahorrar un poco de dinero cada mes

2.Encontrar un trabajo que me haga sentir mejor y en el que me sienta más valorada

3.Hacer una comida familiar una vez al mes

4.Hacer algo de deporte cada semana

5.Por supuesto, puedes escribir más de 6 frases, no hay un límite. Escribe lo que te pase por la cabeza y que realmente creas que deberías hacer en tu vida.

A continuación, lee la primera frase en voz alta , por ejemplo “Debería ahorrar un poco de dinero cada mes” y pregúntate ¿Por qué? Las respuestas a esta pregunta son muy interesantes porque esconden las creencias que te frenan realmente y que te están limitando.

Puede ser que tus padres te inculcaran que debes ahorrar dinero cada mes o que pienses que es algo que debe hacer todo el mundo. También puedes obtener respuesta relacionadas con tu ser, por ejemplo “porque soy demasiado perezoso, o demasiado exigente”.

Haz lo mismo para todas las frases. Léelas en voz alta y a continuación anota tu por qué para cada una de ellas. Al terminar, revíselo. En estas respuestas es donde están atascadas las creencias que te están limitando.

Una vez hayas esto este ejercicio, vamos a ver que significa exactamente la palabra “debería”. Louise en su libro la considera una de las palabras más dañinas de nuestro lenguaje.

Cuando añadimos el concepto de “deber”, se convierte en una obligación y nuestro cerebro lo procesa como tal. Es decir, cada vez que te dices a ti mismo “debería hacer esto” o “tengo que hacer aquello” estás mandándole a tu cerebro un mensaje de obligación. ¿A quien le gustan las obligaciones? A nadie. Nuestro cerebro lo procesa como algo negativo, algo que nos pesa y eso hace que nos cueste más llevarlo a cabo.

Cambiado las obligaciones. Bien, ahora que ya sabes las connotaciones negativas que tiene el uso de la palabra debería, vamos a darle un giro al ejercicio.

Primero, tacha la palabra “Debería” que has escrito al principio y sustitúyela por “Podría”. Ahora, repite cada una de las frases en voz alta, pero esta vez, comenzando con la palabra “Podría”.

Por ejemplo:

1.Podría ahorrar un poco de dinero cada mes

2.Podría encontrar un trabajo que me haga sentir mejor y en el que me sienta más valorada. Haz lo mismo para todas las frases.

3.¿Notas el cambio? Ha dejado de ser una obligación para pasar a ser una posibilidad. Es una opción que tenemos y que podemos escoger si la queremos hacer o no. Ha dejado de ser una carga que pesa para convertirse en una opción más que podemos escoger libremente. La magia del lenguaje consigue estos resultados cambiando sólo una palabra.

A continuación, lee la primera fase, por supuesto empezando con la palabra “podría”. Léela en voz alta y después pregúntate ¿Por qué no lo hago? Anota la respuesta. ¿Por qué no estás haciendo eso que en la primera parte pensabas que “deberías hacer? ¿Qué te está frenando? Analiza tus respuestas porque en ellas encontrarás la clave para romper la creencia que te bloquea.

Por ejemplo, puede ser que te bloquees a la hora de ahorrar dinero porque tus padres siempre te habían insistido mucho y tú quieres romper las reglas, como un acto de rebeldía. O simplemente porque se te olvida hacerlo o porque no tienes tiempo y no sabes hacerlo desde el sistema de banca on-line, cosa que te facilitaría la tarea.

Quizás cambiar de trabajo te da pánico porque perderías esa estabilidad que crees tener, algo que te han inculcado desde pequeño.

Sea cual sea tu razón, te va a aportar una información muy valiosa que te ayudará a ver dónde te bloqueas y qué es lo que te está causando ese bloqueo.

¿Qué mensajes te mandas? Las creencias que te frenan son fruto de mensajes que vamos recibiendo de nuestros padres, nuestros profesores, nuestro entorno, etc. Vamos almacenando toda esa información, cuando a veces ni siquiera es cierta o no está alineada con nuestra manera de pensar. También pueden deberse a experiencias pasadas que hoy en día pueden tener poco sentido, por ejemplo experiencias del colegio.

También tenemos tendencia a mandarnos a nosotros mismos mensajes negativos como por ejemplo obligaciones sin valorar realmente el esfuerzo que requiere llevarlas a cabo, para después castigarnos por no haberlos cumplido.

Cambia tu lenguaje y la forma de comunicarte contigo mismo y encontrarás que vas rompiendo bloqueos que no te sirven y te sentirás mejor. Te sentirás con más energía ya que no tendrás esa carga encima de la obligación y el deber.

Fuente: avanzarenpositivo.com

Encuentra  Afirmaciones Positivas Poderosas en el canal de Appfirmaciones TV en Youtube, escuchalas todos los días hasta que sean parte de tus pensamientos

Pd. Y si lo colocas en práctica y no tienes resultados, pregúntate cuál es el conflicto emocional oculto que está en tu subconsciente y te está bloqueando o saboteando en tu proyecto de vida en las áreas emocional y financiera.

Imágenes tomadas de >>Pixabay y Freepik

0
  Articulos relacionados

Añadir un comentario